Con motivo de las acciones que se están llevando a cabo debido a las medidas de emergencia adoptadas por la pandemia del COVID-19, desde el colectivo Estudiantes en Defensa de la Universidad (EDU) solicitamos a la Universidad de Zaragoza las siguientes cuestiones:

  • Adaptar realmente los contenidos de las asignaturas a una modalidad online ya que actualmente mucho profesorado está realizando las clases no presenciales exactamente igual que si se estuviera en una clase presencial.
  • Que todas las clases que se imparten de manera no presencial sean iguales para todo el estudiantado, independientemente de la carrera que curse. En este sentido no se deben sustituir las clases online con más prácticas o más textos de lectura.
  • Controlar que todo el profesorado utiliza solamente las horas asignadas para su asignatura, sin ocupar otras horas.
  • Garantizar que todo el estudiantado de la Universidad de Zaragoza tiene acceso a un ordenador e internet para poder seguir las clases no presenciales. En caso contrario, la Universidad realizará todos los trámites necesarios para lograr el acceso a estos materiales. Abrir un teléfono para que el estudiantado con problemas de acceso a internet pueda registrarse y reclamar ayuda específica.
  • Garantizar que el estudiantado que está realizando evaluación continua pueda examinarse de esta con las adaptaciones que sean necesarias.
  • Garantizar que las adaptaciones no significativas que recomienda la OUAD para el estudiantado que lo solicita se continúan realizando en las clases no presenciales.
  • Intentar que los exámenes finales de las convocatorias oficiales se puedan realizar de manera presencial, siempre que el Departamento de Sanidad lo autorice. En caso de no poder realizarse presencialmente se adapten las evaluaciones a la modalidad no presencial mediante la asignación de trabajos evaluables, según criterios evaluables que permite la actual normativa, unificando los criterios en toda la Universidad.
  • Pactar las fechas de las prácticas externas que deben realizarse de manera obligatoria y que se planteen realizar fuera del calendario lectivo (durante el periodo de verano). Asimismo, se deberán garantizar los recursos necesarios para que estas acciones puedan llevarse a cabo sin que supongan un sobrecoste para el estudiantado.
  • Eliminar los sobrecostes en segundas y posteriores matrículas en el curso 2020 -2021.